miércoles, 29 de septiembre de 2010

Sentencia


Yo vivía en un tiempo no lejano al ayer
Así te conocí y disminuí mi dosis de dicha
Usted de vos purpura ante el tragaluz de mi alma
Daría paso a la paciente procesión en que vivo
Así, junte al verbo, al sujeto, y me predique ante tu cuerpo
Todos, entre todos era yo,
Y más que la reunión de todo,
eran mis manos, mi seno posesivo
el ebrio porcentaje que te recuerda
el sano delito de querer ser yo en ti
me tiene acuestas.
Detéstame pero hazlo así
Sin armas, nada más que la de tu silencio
Yo, arremeteré entre pluma y libro
Hablando por siempre y para siempre de ti.



Extraido del Poemario Inedito Exilio Nocturno