sábado, 1 de julio de 2017

Lectura de Wilfredo Arriola en la Asociación Islámica de El Salvador


El poeta Wilfredo Arriola estará leyendo en la Asociación Islámica Shiíta de El Salvador, junto a él Efraín Echverría.
Hora: 5: 50 p.m.
Entrada libre 
Sábado 1 de julio de 2017 

Wilfredo Arr

domingo, 28 de mayo de 2017

Lo único que es superior al arte es la realidad - Entrevista a Evelyn Galindo

Evelyn Galindo Doucette es una escritora, pintora e intelectual, su especialización es en Literatura y Expresiones culturales, en la actualidad estudia el Doctorado en Lengua Española enla Universidad de Wisconsin, Estados Unidos.
Los temas que Evelyn Galindo emprende están íntimamente ligados a la cultura De Centroamérica y ,desde luego a su país natal, El Salvador. Su sensibilidad por destacar lo más relevante de su país suscitó a esta entrevista para conocer un poco más acerca de sus enfoques e inquietudes que le rondan. Galindo tuvo a bien otorgarnos un espacio que se traducen en lasespuestas a los siguientes cuestionamientos:
P-¿Cuál faceta artística disfruta más Evelyn Galindo?
R-Mi proceso siempre tiene base en la realidad y trato de reproducir ésta en dibujo, acrílico y con tintas…me dejo guiar por el reto de representar el impacto emocional de la realidad…eso que Roland Barthes llama el «Punctum», el detalle que nos cautiva, no por su belleza, sino por su forma de penetrar el alma.
P-¿La poesía es el punto de partida para todo?
R-No, no lo veo como el punto de partida para todo. La poesía es otra manera de representar la realidad, la belleza y nuestras esperanzas, pero está al mismo nivel que cualquier otro arte. Lo único que es superior al arte es la realidad.
P-¿Qué devela más la pintura? ¿La insinuación o la comunicación?
R-Yo pinto para comunicar una perspectiva o una idea; es una forma paralela al ensayo académico y muchas veces trato el mismo tema en ambos medios. La diferencia es que en el ensayo uno lleva el lector de la mano y el escritor ocupa una posición de autoridad en cuanto el argumento. La pintura se presta para una forma de comunicación más intuitiva y experimental.
P-¿Hay algo más que se pueda decir de la serie Aguacateros?
R-Para mí los aguacateros son paisajes como el volcán o el mar. Son símbolos del país, de la sociedad y de la cultura salvadoreña. Pinto varios y nunca es el mismo y, a la vez, siempre es el mismo.
P-¿Cuándo está más solo un ser humano?
R-Un ser humano está más solo cuando no puede narrar su historia o contar su pasado. De hecho esta es la definición que algunos le dan al trauma, ese no poder narrar algo públicamente.
P-¿Hay un antes y después en tu vida?
R-No, la verdad que no porque mi vida ha sido más bien una serie de procesos…de guerras y posguerras. En mi caso ni los sucesos ni las personas han entrado ni salido de mi vida nítidamente. Siempre dejan estelas, huellas y trazos.
P-¿La intimidad del artista es una exposición o un refugio?
R-Un buen artista desnuda el alma por completo y te mira fijamente para que le regreses la mirada.
En el extranjero y en lo perdido uno valora mejor ¿Cómo asumes esta postura?
El extranjero es mi realidad; vivo entre los dos países. No es que se valore mejor desde fuera sino que es un punto válido desde el que narrar una historia o una perspectiva sobre el país. En El Salvador muchos de mi generación fuimos parte de la diáspora de la guerra, otros se quedaron pero como parte de una diáspora interna pendiente de una cultura más universal que local, pendiente también de oportunidades para irse o con parientes en otro país. El país expulsa así a sus hijos. Yo narro desde la posición que me ha tocado como hija expulsada y asumo la autoridad de pintar y escribir desde ese lugar.
P-Legados de guerra en El Salvador es el nombre de tu blog ¿Con que intención nace?
R-Este blog nació como un archivo para guardar los apuntes de las lecturas dispersas que hice en el doctorado. Ahora sigue la evolución de la tesis y trata principalmente temas relacionados con la producción cultural actual de El Salvador.
P-¿Qué sensaciones te deja la cultura contemporánea que vive El Salvador?
R-Desconfianza. En realidad hay mucha «cultura» patrocinada por el estado que me causa escepticismo. La producción cultural más dinámica viene de la población y no se encarga desde arriba. En este caso el arte deja de ser una expresión humana y se convierte en propaganda.

Entrevista realizada por Wilfredo Arriola y fue publicada en el suplemento cultural 3000 del Diario Co Latino 27 de mayo 2017
Evelyn Galindo - El Salvador 

jueves, 30 de marzo de 2017

¿Qué puertas atraviesa usted?


Siempre me he cuestionado, ¿Qué nos dicen las puertas de los lugares adónde vamos? ¿Quiénes pasan a diario por ahí? ¿Nos darán una pista de quiénes son? ¿Sí será el umbral a otra dimensión y nosotros somos el hilo que enhebra esa aguja?  ¿Será esa división entre el mundo externo e interno? ¿Se ha percatado usted?

La puerta de mi casa tiene un fondo blanco que aspiro provoque pureza, que de una sensación de paz para quienes la frecuentan, no obstante otras puertas, tienen un aspecto gastado por tantas manos que se han depositado en sus manecillas y esa impresión en muchas ocasiones, seré sincero, no me aspiran a entrar, a perforar con mi presencia atravesándola. Otras puertas son muy sobrias, tanto que nos dan una pista de quienes habitan dentro. Quizás son una pequeña frontera entre lo que uno abandona y lo que uno puede recibir dentro. A veces me hago las preguntas preliminares ante la textura, la presentación, el diseño y tantas cosas que hago hincapié antes de mi marcha habitual; esos pocos segundos frente a frente como cuando uno está a punto de girar en una vuelta pronunciada y como recompensa a la ansiedad nos encontramos ante lo desconocido.

Recuerdo la puerta de la casa de mis tíos en San Vicente, tenía un letrero que sentenciaba como primer saludo: «Somos católicos y veneramos a la Virgen María, no cambiaremos de religión, no insista.» Un mensaje contundente para cualquier secta que no fuese la de ellos, la personalidad de nuestras puertas dice mucho de nosotros. Puertas como la de la casa de un vecino de la colonia donde resido, con un escudo de su equipo favorito mostrando su ferviente pasión y fanatismo por el deporte que ama, nos estará diciendo: «Si eres de los míos eres bienvenido.» Es probable, adonde estamos, por lo general dejamos ofrendas de quienes somos. No solo las puertas de las casas de domicilios nos dan muestras de quienes son. En las iglesias católicas es muy común observar con delicada pericia de estructuras metálicas la figura de Jesús crucificado, apuntando en el inconsciente que esa escena es digna de recordar, otras iglesias nos dan una impresión de elegancia arquitectónica y el mensaje puede entenderse de otra manera.

Hay de puertas a puertas, las que tienen un foco rojo situado arriba de ellas que predican que pueden ser como un faro, pero de la perdición. Puertas con estricta seguridad con otra puerta a la par, pero esa puerta es humana con traje de vigilante. Puertas de cortinas de tela, puertas de esas extrañas que esconden los libreros que quizás nunca atravesaremos para sentirnos un poco «gánsters» o esas puertas que uno da una contraseña y por un momento sentirnos parte de un grupo privilegiado. La vida también es una puerta, también damos contraseñas, también como nos miran nos quieren abrir y a veces nos quieren cerrar del  todo dejando las llaves adentro.

La próxima vez que asista a un lugar, pueda ser que la puerta diga mucho del lugar al que está entrando o haga énfasis en la suya, para dar u ocultar mayores pistas de quién es usted. Las puertas son el primer mensaje que les damos a nuestros visitantes y es probable que algunos desde ahí ya no quieran entrar o con mayor fortuna celebren poder entrar al mundo que usted les propicia.

Wilfredo Arriola


jueves, 23 de febrero de 2017

Wilfredo Arriola en La Radio Minarete

Este sábado 24 de febrero el poeta Wilfredo Arriola estará compartiendo con los compañeros de Radio El Minarete en el programa La Alborada de Oriente acerca de su poesía. 



Los vincluos son: www.elminarete.net y para celulares y tablets es: tunein.com/radio/El-Minarete-s259582/ La hora es a las 4: 00 p.m. de América Central.